El paraíso del brick

Sí, lo confieso… he sido una pagana del mundo LEGO hasta llegar a Dinamarca. He vivido muchos años ajena a la fiebre del brick y no me llamaba mucho la atención, la verdad. Pero aquí, en su país de origen, he podido conocer más de cerca todo lo que conlleva este gigante en la fabricación de juguetes (la marca líder, según Brandirectory)  y me he ‘convertido’ en fiel seguidora de esta compañía y sus logros.

Su historia se remonta hasta 1932, año en el que la fundó el carpintero Ole Kirk Kristiansen en un humilde taller de Billund (Jutlandia, Dinamarca). Su nombre procede de la expresión danesa leg godt (jugar bien) y el primer juguete de la marca fue un patito de madera.

El primer patito Lego creado por Ole Kirk Kristiansen puede verse en el pequeño museo situado en el sótano de la Lego House.

Este noble material dio paso con los años al plástico, y en 1958 llegarían los icónicos bloques que todos conocemos, con los que se pueden crear infinitas formas apilándolos según el ingenio de cada cual. A los ladrillos se les unió, veinte años después, las minifiguritas amarillas que han replicado a personajes de Star Wars, Marvel, Harry Potter, Frozen o Indiana Jones, entre otros. Precisamente en noviembre de este año han querido rendir un homenaje a sus orígenes sacando una edición limitada de minifiguras hechas de madera, cinco veces más grandes que las habituales, y con un precio de coleccionista.

En la actualidad, LEGO se ha convertido en un imperio con más de 17.000 trabajadores en 15 países al servicio de la creatividad lúdica. La empresa, que continúa en manos de la familia Kristiansen, ha diversificado sus productos y se ha expandido con ropa infantil (Lego Wear), libros, juegos de mesa, películas, dibujos animados, videojuegos y parques temáticos con hotel incluido llamados Legoland. Hay nueve centros en lugares tan dispares como Dubai, Dinamarca, Alemania, Malasia, Florida, Japón, California e Inglaterra.

Los amantes de la saga ‘Star Wars’ tenemos la suerte de encontrar este universo a pequeña escala en Legoland.

Por cercanía, nosotros nos hemos convertido en visitantes asiduos de Legoland Billund, que además fue el primer parque en ver la luz en 1968. Este centro nació en base al concepto de Miniland, reproducciones en miniatura de paisajes y ciudades emblemáticas. Es una oda al detalle, y mientras lo ves no puedes evitar pensar cuántas miles de horas han dedicado los trabajadores a recrear estos rincones. Miniland te transporta a las coloridas fachadas del puerto de Copenhague, a los paisajes rurales con molinos de Holanda, a la pompa de Buckingham Palace o a las pagodas imperiales de la China milenaria, entre otros. En total se han empleado la friolera de 20 millones de bricks para reconstruir con mimo estos lugares.

Las fachadas de colores del Nyhavn de Copenhague, reproducidas al detalle.

Además de múltiples figuras de brick y recreaciones (los amantes de la saga Star Wars disfrutarán con varias escenas de las películas) Legoland contiene atracciones para todas las edades, estructuradas por áreas: Duploland para los más pequeños; LegoRedoTown para los amantes del lejano Oeste; Ninjago para los fans de la maestría oriental; Polar Land para los que buscan emociones fuertes; el Reino de los Caballeros para los dispuestos a ver un buen show; Pirate Land para sumergirte en las reglas del mundo pirata, o Adventure Land para liberar adrenalina en familia. Montañas rusas, brazos robóticos, juegos de láser o trenes chuchú, hay diversión para cada edad. También hay un cine en el que emiten cortometrajes de LEGO en danés e inglés, y como no podía ser de otra manera muchas zonas con bricks para que los niños creen sus construcciones.

Dentro del propio Legoland hay un hotel completamente tematizado, del que hablaré en otro post porque da mucho juego, y en este 2019 se ha inaugurado un nuevo complejo hotelero al lado del parque, el Castle Hotel, que promete mucho.

Parte de la fachada del Castle Hotel, el nuevo complejo hotelero ubicado al lado de Legoland en Billund.

Hay varios restaurantes y lugares de fast food para comer, aunque como en muchos otros parques temáticos daneses, permiten que lleves tu propia comida (gestores de Port Aventura tomad nota, por favor). Y es que la entrada a Legoland es cara (unos 50 euros, aunque hasta los 3 años es gratuita), aunque hay unos estupendos season pass (pases de temporada), en los que por un precio menor al de dos entradas lo puedes visitar todas las veces que quieras los meses que está abierto. Nuestros abonos están más que amortizados, porque hemos ido muchas veces con la tranquilidad que da no tener que verlo todo en un día. Además, Legoland se vuelca con celebraciones como Pascua o Halloween y decora todo el parque de una manera espectacular. En este último caso, las calabazas, las arañas y los fantasmas campan a sus anchas. Los empleados se disfrazan durante todo octubre, se organizan competiciones de truco o trato para los más pequeños y hay fuegos artificiales al ritmo de canciones terroríficas como ‘Ghostbusters’ o ‘Thriller’. Con ropa térmica y mentalizado para el frío danés, es un planazo en toda regla.

Durante todo el mes de octubre el parque temático de Legoland se transforma en un escenario de Halloween.

Otros pilares de LEGO

En 2017 se inauguró en Billund la LegoHouse, una maravilla arquitectónica que a diferencia de Legoland está abierta todo el año. Es una experiencia para los sentidos que cautiva a grandes y pequeños.

Lego People House: mientras leéis estas líneas se ultiman los detalles para inaugurar las nuevas oficinas de Lego, también en Billund. El edificio tiene toda la pinta de ser espectacular.

La Fundación Lego realiza una importante labor para resaltar el papel fundamental del juego en la educación. Promueve investigaciones con numerosas universidades y organiza jornadas internacionales para compartir conocimientos en materia educativa.

 

Fuentes

Estudio Brandirectory: https://brandirectory.com/rankings/toys-25-2019

www.lego.com

www.legohouse.com

www.legofoundation.com

www.legoland.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s