Un faro sobre raíles en Lønstrup

Un halo de misticismo rodea a los faros,  y por sus características geográficas Dinamarca tiene unos cuantos que acompañan las aguas del mar del Norte y el mar Báltico. Hoy os quiero hablar de uno en concreto, situado al norte de Jutlandia, que ha vivido una época un tanto convulsa.

Se trata del faro (fyr en danés) Rubjerg Knude, en la costa Norte de Jutlandia, en el acantilado de Lønstrup. Se construyó en 1899, en una duna de arena a 200 metros de la caída al mar, y desde 1900 sus 23 metros de altura guiaron a los barcos que transitaban por las revueltas aguas del mar del Norte hasta 1968. Este faro, con una bonita linterna roja en la parte superior, siempre ha tenido dos elementos en contra: el fortísimo viento y la erosión.

La ubicación de este faro le añade un encanto especial. ERIC DUFOUR/WIKIPEDIA

Esta construcción se ubica en una zona geológica única, porque la erosión se come metro y medio de costa cada año. Para más inri, Rubjerg Knude se sitúa en una zona de arenas movedizas, por lo que podréis imaginar que los peligros acechan. Desde que su luz dejó de guiar a los barcos, se abrió al público para albergar una cafetería y un pequeño museo. Pero en 2002 se abandonó debido a la presión que ejercía la arena y a su creciente cercanía con el precipicio.

Aquí me veis en una de las dunas de arena cercanas.

En esta lucha entre la tierra y el mar salió perdiendo la cercana iglesia de Mårup: se construyó sobre un acantilado a un kilómetro de la costa pero en 2008 se empezó a desmantelar parcialmente para evitar su caída, literal, al mar. Los ecos del pasado acompañan a esta pequeña iglesia románica, porque a su lado reposa el ancla de una fragata británica, la HMS Crescent, que naufragó en la costa en 1808. Más de 200 soldados perdieron su vida cuando transportaban suministros en esta embarcación para combatir en las guerras napoleónicas. La iglesia recibía muchas visitas porque también fue una de las localizaciones de la película ‘El festín de Babette’, de la famosa autora danesa Isak Dinesen (autora de ‘Memorias de África’).

La iglesia de Mårup, con el ancla de la fragata británica. TOMASZ SIENICKI/WIKIPEDIA

Retomando el hilo de nuestro protagonista, podréis imaginar que sufría la misma amenaza de caer al mar que la iglesia. Pero su historia ha tenido un desenlace bien distinto. Nosotros lo visitamos en el otoño de 2018, poco después de llegar a Dinamarca, y desconocíamos estos peligros. Pero lo pudimos constatar porque fue toda una aventura acceder hasta él: soplaba un viento fortísimo, era muy complicado escalar por la duna y nuestras hijas pequeñas no podían avanzar, por lo que terminamos llevándolas en brazos. El esfuerzo mereció la pena, fue muy gratificante poder subir hasta la parte superior y contemplar la costa y la llanura de arena en medio del vendaval.

La vista desde el faro es preciosa. En esta foto podéis comprobar lo cerca que estaba en 2018 de caer al mar.

Ante el avance inexorable de la erosión y el mar, los expertos señalaron que el faro se caería al mar en 2023. La disyuntiva era dejar que la naturaleza siguiera su curso, como ocurrió con la iglesia de Mårup, o burlarla unos años más. Pero su historia ha tenido un final bien distinto al del templo.

El 14 de agosto de 2019 comenzaron los trabajos para alejar al faro del mar. El formato elegido, poner unos ejes en la base de la torre y colocarla sobre unos patines en unos raíles construidos ex profeso. El espectacular rescate se produjo el 22 de octubre de 2019, cuando las 720 toneladas del faro Rubjerg Knude se movieron 70 metros tierra adentro. Un apunte: este peso equivale a la módica cantidad de 625 Volkswagen Polo, para que apreciéis el calado de una operación de ingeniería que se gestó durante 18 meses. La primera hora para colocar el faro sobre los raíles fue crítica, pero luego se tardaron sólo seis horas en trasladar el faro.

Es una medida provisional, pero al menos la da un balón de oxígeno de 50 años al faro para ver qué pasa con su futuro. En este vídeo podéis ver las obras de este rescate tan especial, ¡espero que esta historia os haya gustado!

EURONEWS

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s