Dinamarca, nación sobre dos ruedas

Es un hecho, no una fría estadística: Dinamarca es un país diseñado por y para la bicicleta. Pese a que el clima no acompaña, a los daneses no les importa la frecuente lluvia o el fuerte viento para utilizar la bici como medio de transporte o de ocio. Es un país llano como pocos (el punto más alto está a 200 metros sobre el nivel del mar, olvidaos de ver montañas por aquí) que tiene nada más y nada menos que cerca de 12.000 kilómetros de carril bici en su geografía. Los daneses tienen una cultura de la bici muy arraigada, les encanta utilizarla para mantenerse en forma y por su baja huella ecológica se incentiva su uso.

El amor danés por las bicis queda reflejado en esta viñeta cómica. MATTHIAS PARCHETTKA

Para ilustraros cuánto la usan, en Copenhague hay más bicicletas que habitantes, más de 600.000. Y por extrapolar estos datos a todo el país, nueve de cada diez daneses poseen este medio de transporte y circulan una media de 1,6 km diarios. Incluso en el aeropuerto de la capital danesa se pueden ver bicis dentro de las instalaciones, algo que no he visto en ningún otro centro similar.

Bicicletas aparcadas dentro del aeropuerto de Copenhague.

Un poco de historia

Las bicis entraron pisando fuerte en Dinamarca a principios del siglo XX, de hecho en 1905 surgió en este país la primera Federación de ciclistas de Europa; en la década de los 50 empezaron a ser sustituidas por los coches, pero la crisis del petróleo de los 70 hizo que se replanteara su uso y que volvieran a la palestra. En este país se ha intentado incentivar su uso con los altos precios de los automóviles y los elevados impuestos a la gasolina.

Por eso los niños aprenden desde muy pequeños a montar en bici, y es muy habitual verlas con un carrito incorporado para transportar niños o mercancías. De hecho, los daneses se atribuyen este invento y afirman que surgió en la Ciudad Libre de Christiania en la década de los 80.

Doy fe que la edad no mengua el uso de la bicicleta: llevo más de año y medio viviendo por estos lares y me sigue asombrando la cantidad de personas mayores que veo a horcajadas en la bici, y la soltura con la que pedalean.

Ésta es una estampa típica danesa: las bicis incorporan carritos para transportar niños. CYCLING EMBASSY OF DENMARK

Autopistas para las dos ruedas

El Estado danés considera la bicicleta como un medio de transporte tan competitivo como el coche y trabaja para facilitar su uso. 29 municipios nórdicos se unieron en 2012 para crear una red de autopistas para ciclistas, con medidas de eficiencia y seguridad que fomenten su elección frente a vehículos motorizados. Estas autopistas conectan lugares de trabajo, estudio y áreas residenciales, y se ubican cerca de estaciones de tren para fomentar también el transporte público. No son equiparables a los carriles bici porque deben cumplir una serie de requisitos: tener intersecciones seguras, puntos señalizados para inflar las ruedas, semáforos adaptados a la velocidad de los ciclistas o pocas paradas. La gran mayoría discurre por caminos habituales, pero otras son tan espectaculares como la de esta imagen.

Las autopistas para ciclistas, una delicia para los amantes de este medio de transporte. CYCLING EMBASSY OF DENMARK

Sin casco

Aunque parezca paradójico, por el bombo y la importancia que se le da, circular por estas autopistas o por cualquier vía danesa no exige llevar casco. Sí que es obligatorio colocar un reflector blanco en el frontal de la bici y otro rojo en la parte trasera, y si se incumple la multa asciende a cerca de cien euros. ¿Y qué pasa con los candados? Las cosas están cambiando, pero os aseguro que no es infrecuente ver bicis sin candar en la calle. Y se ven muchas, incluso cientos de ellas en algunos parkings específicos. El motivo, que Dinamarca es un país con baja tasa de criminalidad: los daneses confían en el género humano y la gran mayoría respeta las pertenencias ajenas.

Más de un centenar de bicicletas en una acera de Aarhus.

Un asunto de “estado”

Para que veáis la importancia que se le concede a la bici por estas latitudes, existe una Embajada del Ciclismo en Dinamarca. Este organismo surgió en 2009 para compartir el conocimiento adquirido en el área del ciclismo y fomentarlo. Aborda las ventajas del deporte en bici desde la perspectiva económica, ecológica, sanitaria, cultural… e intenta equiparar este transporte a los vehículos motorizados y ponerlo en la agenda política.

Sus estudios inciden en que el uso de la bicicleta, sólo en Copenhague, se traduce en un millón de días menos que los daneses no han solicitado una baja laboral. O en emitir 20 toneladas menos de CO2 al año. Incluso en reducir en gran medida el tiempo que se pierde en atascos o vías congestionadas de tráfico. Todo son ventajas, vaya.

Llega la prueba reina

En reconocimiento a esta cultura sobre dos ruedas, la organización del Tour de Francia ha elegido Copenhague para dar el pistoletazo de salida a la prueba reina del ciclismo en 2021. El viernes 2 de julio, los ojos de los aficionados a esta deporte mirarán hacia la capital danesa para ver cómo los ases de la bicicleta ruedan sobre su asfalto en una contrarreloj. Dinamarca cobijará también otras dos pruebas, hasta el 4 de julio, cuando el Tour salte a terreno alemán. Se convierte de esta manera en el décimo país que acoge la salida del Tour fuera de territorio francés. Es curioso que a pesar del arraigo de la bicicleta, Dinamarca no haya aportado grandes figuras al pelotón de ciclistas internacionales. Su nombre más legendario seguramente sea el de Bjarne Riis, apodado ‘el águila de Herning’ (ciudad en la que yo vivo). Precisamente Riis ganó el Tour de Francia en 1996, cuando el reinado del grandísimo Miguel Induráin comenzaba a declinar. Sin embargo, en 2007 reconoció que se había dopado y le quitaron el título, con el consiguiente desencanto nacional. A buen seguro, el año que viene el ambiente del Tour estará de lo más caldeado en esta tierra vikinga.

Placa en honor a Bjarne Riis en Herning, ciudad danesa en la que resido.
Reconozco que no me he ‘adanesado’ con la bici y la utilizo más bien poco. ¡Entono el mea culpa!

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s