Continúa la reactivación danesa

Los estragos de la crisis del coronavirus difieren por países, aunque ninguno queda inmune a esta pandemia. Cada uno afronta el problema marcando diferentes ritmos y fases para evitar el colapso sanitario, y como hay novedades os quiero presentar una breve cronología de cómo se está viviendo la situación en Dinamarca.

Este país nórdico no ha sido ni mucho menos de los más castigados en el número de afectados: en este 22 de mayo cuenta con 11.182 infectados y 561 fallecidos, uno de cada 10.000. Sin embargo, desde una fase temprana decidió evitar la propagación de la Covid 19 y ‘congeló’ prácticamente su vida pública el 12 de marzo.

Fueron cinco semanas de hibernación en las que la sociedad danesa no se vio obligada al confinamiento, pero sí que se marcaron medidas de distanciamiento social que los daneses secundaron de manera responsable.

La visita a los parques daneses aumentó un 71% según los datos de Google.

La reapertura

Y tras la inactividad forzosa, llegaron los planes de reapertura. Menciono este término porque en Dinamarca no se ha hablado nunca de ‘desescalada’ ni ‘nueva normalidad’, como ocurre en España, aunque esta vuelta gradual a la rutina también se ha estructurado en fases. Es siempre la Primera Ministra danesa, Mette Frederiksen, la que anuncia las medidas tomadas por el Gobierno. Iniciativas que son, dato importante, las mismas para todo el país, al margen del número de afectados que tenga cada región (Copenhague es la zona más castigada y regiones con un número ínfimo de casos piden que se les trate de manera diferente, aunque por el momento la política es la misma para todos).

La fase 1 de la reapertura comenzó el 15 de abril con la vuelta a las aulas de los alumnos hasta los once años. El motivo, que la evolución de la curva estaba siendo satisfactoria y que de esta manera los progenitores podrían volver a trabajar. Dinamarca fue el país europeo pionero en este retorno escolar, y a mediados de abril reabrió también el pequeño comercio.

La fase 2 de esta paulatina vuelta a la normalidad tenía dos fechas importantes en el calendario: el 11 de mayo, con la reapertura de los centros comerciales, y el 18 de mayor, con la vuelta a la actividad de cafeterías y restaurantes (un poco más tarde que en España pero se permite comer en el interior de los establecimientos con mesas separadas un metro como mínimo). Los grandes damnificados seguían siendo el sector cultural, el de entretenimiento y el deportivo, que en la fase 3, a partir del 8 de junio, comenzarían a reactivarse.

Desde el 18 de mayo, esta imagen de gente tomando algo en las terrazas ha vuelto a ser posible.

Una vuelta antes de lo previsto

Pero, y he aquí la novedad, las medidas de alivio se han adelantado. Durante unas intensas negociaciones entre el Gobierno danés y los partidos de la oposición, en la noche del 20 de mayo se dio un balón de oxígeno a estas áreas tan perjudicadas. Las cifras de afectados por la Covid-19 siguen bajando, y de hecho hay hospitales que están cerrando los departamentos específicos que se crearon para atender a los ingresados. Dinamarca está yendo en este sentido más rápido que otros socios europeos, que siguen las directrices de la Unión Europea de que transcurran como mínimo dos semanas entre fase y fase.

Por eso se ha marcado el 27 de mayo como la fecha de la reapertura de todos estos centros culturales, lúdicos y educativos, once días antes de lo previsto. A partir de ese momento reanudarán su actividad:

-Museos, teatros y galerías de arte.

– Cines.

– Parques temáticos al aire libre: Dinamarca, un país muy enfocado al ocio familiar, cuenta con una oferta muy amplia de este tipo de centros, como Legoland o Tivoli, que lleva más de dos meses paralizada.

– Zoológicos, acuarios y jardines botánicos.

– Escuelas de música y de idiomas.

– Institutos y centros de educación para adultos.

– La vida asociativa.

Parques temáticos al aire libre como Legoland podrán abrir antes de la fecha esperada.

Esta reapertura más temprana está condicionada a que se sigan manteniendo las medidas de higiene (lavado de manos, porque en Dinamarca no se plantea el uso de mascarillas), distanciamiento social y el aislamiento de los enfermos por coronavirus.

La fase 3, que comienza el 8 de junio, verá también cómo se relaja la prohibición vigente de reunirse más de diez personas en lugares públicos o en hogares privados. A partir de ese día se espera aumentar esta cantidad para que sean entre 30 y 50 los individuos permitidos en una reunión.

El 8 de julio se espera aumentar esta cantidad para la celebración de eventos como bodas o confirmaciones, y el 8 de agosto se incrementará, si todo va bien, el número de participantes en eventos sociales.

Por su parte, los gimnasios y centros deportivos de interior permanecen cerrados, así como discotecas y pubs nocturnos, y en principio parece que hasta agosto se mantendrán así.

El deporte profesional ya ha vuelto a las canchas, aunque los deportistas amateur tendrán que esperar.

Un tema peliagudo es que las fronteras con los países vecinos (Alemania, Noruega y Suecia) siguen cerradas, pese a las reiteradas peticiones por parte de Alemania y Suecia de reabrirlas. Sin embargo, Dinamarca tiene muchos menos casos de coronavirus que estos dos países y está adoptando una actitud cautelosa, aunque los partidos de la oposición han pedido que se permita la libre circulación excepto con Suecia. Sí que es cierto que el gobierno danés acaba de relajar la prohibición total de entrada y a partir del 27 de mayo se permitirá el acceso a las personas que tengan una segunda residencia en Dinamarca, visitas a familiares, etc.

El 29 de mayo habrá una nueva comparecencia para informar sobre las medidas para impulsar gradualmente el turismo en verano. Esto afecta de lleno a España, porque es uno de los principales destinos de vacaciones de los daneses… Veremos qué ocurre y cómo va evolucionando la respuesta a esta pandemia.

10 Comentarios

  1. ¡Qué maravilla de gestión!
    Es enviadable la premura con la que actuó el gobierno danés, la firmeza a la hora de tomar medidas y la determinación a potenciar todos los sectores.
    No es de extrañar que cada vez reciban más y más españoles que buscan el país de las oportunidades.
    Gracias Michelle por mostrarnos el ejemplo de las cosas bien hechas.

    Me gusta

  2. Yo me siento como en un videojuego, pasando fases. Aquí estamos cruzando los dedos, a ver si ya el lunes entramos en la fase dos y nos olvidamos por fin de las franjas horarias. Muchos besos.

    Me gusta

  3. Y sin usar mascarilla, como debería ser. Maravilloso. Ahora resulta que, siendo como somos los españoles los ‘apestados’ por número de casos y fallecidos, vamos a ser los que pongamos trabas a la recepción de turistas de países como Dinamarca (con un número ínfimo de casos). En fin

    Me gusta

    1. Esperemos que esa cuarentena obligatoria en España no dure mucho, porque ni en mis peores pesadillas me gustaría estar quince días recluida en casa al llegar a Pamplona, y luego otros quince de vuelta a Dinamarca. ¡Me hago el harakiri! Mucho ánimo, que la cosa poco a poco ya va para adelante….

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s