Dinamarca, un dolor para el bolsillo

Cada vez que haces la compra lo intuyes, pero los estudios lo evidencian de manera inapelable: según el último informe que acaba de publicar Eurostat, Dinamarca es el país más caro en bienes de consumo y servicios de los 27 integrantes de la Unión Europea. Le siguen en la escalada de precios Irlanda, Luxemburgo, Finlandia y Suecia. En el otro lado de la balanza, los países más baratos son Bulgaria y Rumanía, y en muchos de los listados las diferencias de precio pueden llegar a triplicarse.

Cuidado con la cesta de la compra

En el apartado de comida y bebidas no alcohólicas, Dinamarca es un 27% más caro que la media de sus compañeros de liga europea (aunque le supera Suiza, que no pertenece a la UE). Y es que, al menos en mi caso, acudir al supermercado supone estar al acecho de todas las ofertas para intentar abaratar la cesta de la compra. Los lácteos, la carne, el pescado, la fruta… son más caros que en España. Por ejemplo, el pollo está muy rico, pero una bandeja con dos pechugas cuesta unos 3 euros. O un calabacín suelto 1,10 euros, y un pack de 4 yogures infantiles algo más de 2 euros. El extremo contrario lo encontramos en Rumanía, con una cesta de la compra un 34% más barata que el resto de los integrantes de la Unión Europea. También me resulta muy curioso que el mismo producto puede llegar a valer hasta el doble en otro supermercado, hay un libre mercado muy competitivo. Por eso la cultura del buzoneo semanal de folletos con ofertas está muy arraigada, porque los consumidores daneses estudian las ofertas y eligen muchas veces en qué establecimiento comprar en función de ellas.

Por su parte, el alcohol y el tabaco son excepcionalmente caros en Irlanda, seguida por Finlandia, Suecia, Francia y en quinto lugar Dinamarca.

La fruta y la verdura son más caras que en España.

La ropa también es cara

En este informe de Eurostat, este país nórdico también lidera el listado de precios en ropa y calzado (32% más caro que la media europea), transporte (38%), ocio y cultura (48%) y restaurantes y hoteles (56%).

Respecto a la ropa, se ve claramente la inflación en las etiquetas de prendas que pertenecen a una franquicia y tienen el precio en varias divisas. Yo suelo comparar el importe de la prenda en euros y en coronas danesas, y siempre es superior en coronas danesas, inflan el precio al realizar el cambio de moneda. Una buena manera de incentivar el consumo es mostrar los artículos rebajados a los clientes. ¿Y cómo lo hacen? Sacando el género a la calle; lo suelen colocar bajo pequeños toldos o carpas para protegerlo de la lluvia, y hay ofertas o productos rebajados todo el año.

Los tenderetes siempre están en la calle para mostrar las ofertas del día.

El cine y los restaurantes tampoco se salvan

Dinamarca también se encarama en el primer puesto de la lista al hablar de los precios del transporte personal (38% más caro que la media de la UE), el ocio y la  cultura (48%) y restaurantes y hoteles (56%).

A mí, que me encanta el cine y todo el ritual que conlleva ver la gran pantalla en medio de la penumbra, me chirría mucho pagar 15 euros por la entrada, y por eso apenas voy. Además, en el cine de mi ciudad no hay día del espectador ni abonos de varias sesiones para que salga el precio más económico. Una ruina, vaya.

Ni día del espectador ni abono. Ir al cine en Dinamarca te cuesta un ojo de la cara.

Los restaurantes, por lo general, tienen dos puntos fuertes: la estética y el buen gusto danés, y que también suelen contar con un rincón para que se entretengan los niños. Sin embargo, los elevados precios y la poca variedad gastronómica de Dinamarca juegan en su contra. Depende de dónde estés, una hamburguesa puede costarte 18 euros, una ensalada 16 euros o una crema de verduras 15 euros. Dolorosa comparación si piensas que en mi Pamplona natal te puedes comer un menú del día con primer plato, segundo plato, postre y bebida por 13 euros. El precio de la cerveza oscila entre los 5 y 10 euros, dependiendo del lugar y de si hay happy hour, y beber una copa de vino entra en la categoría de las grandes y muy puntuales ocasiones. Me ha pasado más de una vez pedir una jarra de agua del grifo, para luego llevarme la desagradable sorpresa de que me la han cobrado.  

Por eso no me extraña que Copenhague, la capital danesa, sea la séptima ciudad más cara del mundo, en un listado que encabezan de manera conjunta París, Hong Kong y Singapur.

La ensalada que me estoy comiendo cuesta 16 euros, y la cerveza casi seis.

Aquí no duele tanto

Creo que ha quedado claro que Dinamarca requiere desempolvar el bolsillo y traerlo casi vacío. Pero también quiero mencionaros productos o servicios que me parecen ventajosos y nada caros.

Comprar una vivienda es una opción más atractiva muchas veces que el alquiler. Los intereses en el banco suelen ser bajísimos y hay mucha movilidad en el mercado inmobiliario, por lo que se pueden encontrar buenos precios para adquirir vivienda. Lo mismo ocurre con los planes de datos del teléfono móvil: por menos de 20 euros al mes puedes encontrarte con un plan de llamadas y mensajes ilimitados y una conexión a Internet de 7 gigas. Ya os comenté en este post que Dinamarca es un país que apuesta por la digitalización de sus ciudadanos, y los operadores telefónicos presentan unas tarifas acordes con esta filosofía.

El mercado inmobiliario es muy ágil en Dinamarca.

Hacer deporte tampoco me parece caro y se incentiva mucho en las escuelas. Las cuotas para jugar a balonmano, bádminton, fútbol, hockey sobre hielo o golf no son caras, y de hecho hay actividades como la hípica que son más baratas que en España.

También os he mencionado en varias ocasiones que en este país existen numerosos parques u ofertas de ocio infantil. En ellos la entrada es cara, pero por lo general tienen un pase de temporada en el que ya has amortizado el coste en la segunda visita. Es realmente una maravilla poder visitar Legoland, LEGO House, WOW Park, Givskud ZOO o cualquiera de estos reclamos las veces que quieras, a tu ritmo y sin prisas por tener que verlo todo.

Los daneses son conscientes de que los precios en su país son elevados, pero también de que su salario es superior a la media europea. De hecho, pagan con gusto sus impuestos, con una de las tasas impositivas más altas del mundo, porque ven que ese dinero revierte en su calidad de vida. La filosofía es “no es pago impuestos, invierto en la sociedad”. Al final los daneses viven con poca ansiedad e inseguridad, pese a sus elevados precios, y por eso suelen encabezar el ranking de los países más felices del mundo.

20 Comentarios

  1. Muy bueno el post , la verdad es que cuando hacen ranking de felicidad de pqíses siempre me he preguntado en qué se basan para afirmar que unos países son más felices que otros. ¿ van por las casas preguntando cómo.de feliz es la gente? Puedes vivir con menos ansiedad e inseguridad pero eso no significa que seas mas feliz.

    Me gusta

    1. ¡Gracias, Sofía! El ranking es una encuesta a nivel mundial, los entrevistados responden sobre parámetros de calidad de vida, seguridad, corrupción, esperanza de vida, PIB, apoyo social… Desde luego, la menor ansiedad no garantiza que vayas a ser feliz, pero sí que ayuda a que tengas una vida más tranquila y sin preocupaciones. Y esto al final conduce a un mayor bienestar mental, creo yo…

      Me gusta

  2. Muy buen post,bueno yo ya sabía que es caro pero por ejemplo cuando nombras la bandeja de pechugas no me parece caro la verdad,en cambio lo de restaurantes y ocio si que es caro,pero la entrada de cine no me asusta tanto,hace ya cinco años me costaba doce euros en España,lomque si está claro es que hay que hacer como en Francia y aprovechar las ofertas,hay es donde uno se ahorra dinero,por cierto el cambio anda sobre 1 euro unas 7,5 coronas?yo hay veces que miro las ofertas de bilka o de netto etc para saber cómo me saldría la cesta de la compra puesto que mi hija quiere volver y nosotros tenemos pensado ir también a visitar a nuestra hija danesa,y claro hay que hacer cuentas

    Me gusta

    1. Exacto, Jose, un euro equivale más o menos a 7,5 coronas. ¡Qué previsor eres mirando las ofertas! Pero haces bien porque las diferencias de precio entre supermercados son muy grandes. En Lidl suele haber precios más asequibles… A mí que la entrada al cine te cueste 15 euros me parece una barbaridad, en Pamplona vale unos 8 euros y en el día del espectador menos de 5. Y con lo que me gusta a mí el cine me da rabia gastarme este dineral, máxime si vamos los cuatro juntos. ¡Muchas gracias por comentar!

      Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo.
    La vida es más cara en Dinamarca, fundamentalmente por los impuestos. Pero lo más básico, como la vivienda, la educación, la practica deportiva, etc.. Es mucho más barata. Y a tener en cuenta que los sueldos son muchísimo más altos.
    Lo que nunca he entendido es el puesto que ocupa en el ranking de países felices, ocupando los primeros puestos en índice de alcoholismo y de suicidios….o están incluidos los que viven en Mijas?

    Me gusta

    1. Jajaja.. Qué agudo eres, Miguel Ángel. Si los daneses que viven en Mijas estuviesen incluidos, volverían al puesto número 1 del ranking, que actualmente ocupa Finlandia, jeje. Lo que dices no es exacto del todo, ocupa el primer puesto en consumo de alcohol entre los jóvenes, pero no de alcoholismo. Lo de los suicidios da para un post, ¿verdad? Viviendo aquí, mi impresión es que los daneses viven muy bien y están, por lo general, muy contentos y orgullosos en su país. ¡Muchas gracias por comentar!

      Me gusta

  4. Muy buena entrada! Pagamos más en impuestos y recibimos más, pero mejor? de más calidad? Yo hago la siguiente pregunta: cuando miramos calidad/precio y valor añadido/precio, te parece que van de la mano en Dinamarca? Por ejemplo en la cesta de la compra, en los restaurantes, en los alquileres de viviendas? El diseño escandinavo también es muy caro y yo sí percibo calidad en el producto, al igual que en la vivienda nueva…en qué otras cosas van de la mano según tu criterio? Sigue deleitándonos.

    Me gusta

    1. ¡Muchas gracias por comentar! Evidentemente en Dinamarca hay matices y no todo es blanco o negro. Pero sí que creo que los daneses reciben más y mejor en temas de igualdad, conciliación familiar, educación, bajas maternales o eficacia en la Administración. Así a bote pronto y sin pensar mucho… Ellos han crecido con unos precios altos y no se escandalizan, ¡los que nos llevamos el bofetón en el bolsillo somos lo que venimos de países con precios más bajos!

      Me gusta

  5. Supongo que depende de qué parte de España provengas.

    Coincido con otros más arriba en que lo básico (cesta compra, utilities, telefonía, etc) me parece igual o más barato que en Barcelona. Las ofertas son de verdad. Vivienda a proporción de salario más barata. Guarderías también. Ocio y sobretodo coches lo más caro. Pero ojo, aún así puedes encontrar garitos con cerveza a 10 kr en Copenhage!

    P.S.: aquí otro que trabaja en Siemens Gamesa 🙂

    Me gusta

    1. Cerveza a diez coronas???? Ya me estás diciendo dónde que me planto ahora mismo, jaja. De verdad, la cesta de la compra es bastante más cara que en España, trust me! A mí me parece que un 30% más cara más o menos… ¡Gracias por comentar, bienvenido al blog!

      Me gusta

  6. Birra 10 kr!!!! Ya estás posteando localización ahora mismo.😜😜😜

    Sí,es caro y se pagan muchos impuestos. Probablemente sea el precio a pagar para asegurar un sistema que busca no generar desigualdades sociales.

    Me gusta

    1. Jaja…¡Sí, que postee ubicación! Muy buena apreciación. En el primer post del blog hablaba sobre la ley de Jante, que procura que todos los daneses sean iguales y ninguno destaque demasiado. ¡Muchas gracias por comentar!

      Me gusta

  7. Yo me he venido desde España a Dinamarca y es cierto que casi todo aqui es más caro pero incluso después de impuestos te queda suficiente dinero para vivir dignamente. Si pretendes salir aqui a cenar y de cañas como lo hacías en España te arruinas pero salvo eso luego puedes ahorrar un buen dinero si te lo propones.

    Me gusta

  8. Pues con esos precios…. habrá que ponerse a dieta ahí…
    Otro día a ver si puedes hablar de la obesidad en Dinamarca.
    ¡Interesantes comparaciones monetarias!

    Me gusta

  9. Alucinante la comparativa de precios pero para ponerlos en valor quizá habría que equipararlo con los sueldos. Aún así supongo que seguirá siendo igual de caro jaja. Recuerdo hace mil años que estuve por Escandinavia t el país que me pareció verdaderamente caro fue Noruega, en donde tuve que reducir mi previsión de días en el país y huir hacia Suecia que tampoco es que fuera barato. En fin, otro mundo el de los norteños

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s