Entrevista a Natalka Hansen

Una de las maravillas de tener este blog es que me da la oportunidad de entrevistar a personas con historias interesantísimas y con mucha frescura. Es el caso de Natalka Hansen, una de las dos artífices de la marca de lujo sostenible Naledi Copenhagen. Lo que comenzó como una inquietud personal en Sudáfrica de Natalka y su socia Mary Sini, se materializó en 2010 en Copenhague.

Naledi Copenhagen se ha convertido en un exitoso negocio de bolsos, con la piel de avestruz como marca personal, y en una evolución natural sus productos se han ampliado a la ropa y a las bufandas. Natalka es una emprendedora ucraniana que actualmente reside junto a su familia en Vejle (Jutlandia), y puede presumir de que su primera clienta fue alguien muy especial. ¡Espero que os guste mucho su historia!

Natalka Hansen posa con uno de sus bolsos. FOTO: NALEDI COPENHAGEN

Extranjera en Dinamarca, madre de trillizos y emprendedora. Lo que muchos pueden ver como un obstáculo, tú lo convertiste en superación. ¿Cuáles fueron los orígenes de Naledi Copenhagen?

La idea de una marca ética de lujo nació cuando viví como expatriada en Sudáfrica. Allí conocí a diseñadores locales que se involucraban en proyectos de empoderamiento y de apoyo comunitario en la fabricación de sus productos. También fue en Sudáfrica donde me presentaron por primera vez el cuero de avestruz como una alternativa sostenible a otras pieles exóticas como el cocodrilo o el pitón, algunas en peligro de extinción. Se criaban las avestruces y se consumía todo el ave, no sólo el cuero. Así que la idea surgió para combinar estos elementos: un proyecto de empoderamiento con piel de avestruz producida de forma sostenible, y un nuevo tipo de marca de bolsos de lujo de manera ética y responsable. El nombre Naledi es en realidad un nombre femenino africano que significa “una estrella”. Mi traslado a Dinamarca se convirtió en un catalizador para hacer realidad la idea, ya que el mercado europeo estaba más preparado que el sudafricano. Y cuidando a trillizos de un año no podía estar en un trabajo de oficina de 9 a 17 horas, así que me pareció una buena idea comenzar mi propio negocio. De esa manera podía trabajar en un horario adaptado a mis circunstancias familiares.

Se dice que Dinamarca es uno de los mejores países del mundo para iniciar un negocio y trabajar por cuenta propia. ¿Qué opinas?

No podría estar más de acuerdo. En comparación con otros países en los que he vivido, Dinamarca tiene una legislación muy sencilla, una burocracia mínima y ayudas disponibles, a menudo de forma gratuita, para los nuevos empresarios. Se necesita menos tiempo para registrar una empresa que para hacer un smørrebrød (el plato estrella danés). Todo se puede hacer de manera online, y consigues registrar tu empresa en menos de una hora.

El primer cliente de Naledi fue realmente especial. ¡Cuéntanos esa historia!

Unas semanas después de que nuestros bolsos aparecieran por primera vez en las tiendas de Copenhague, uno de los dueños de una tienda me llamó. Yo estaba nerviosa porque había sido nuestra primera entrega, y como el género iba a las mejores tiendas, me preocupaba que hubiera algún problema. Además, me costaba entender el danés por teléfono en ese momento. Pero resulta que me llamó para decirme que habían vendido su primer bolso Naledi, nada más y nada menos que a la princesa Mery de Dinamarca (la nuera de la reina Margarita II).  Al parecer se fijó en el bolso, leyó la tarjeta impresa con la historia de la marca, lo compró y además lo encargó en otro color. Así fue como conseguimos a nuestra primera clienta, y tuvo un significado muy especial para mí, soy una gran admiradora de la princesa heredera. Ella se pone nuestros bolsos con frecuencia y eso me hace sentir muy orgullosa. Pero tengo que decir que cada vez que veo una foto de una clienta con uno de nuestros bolsos me da un vuelco al corazón. Es la mejor parte de mi trabajo, que disfruten de nuestros productos y que les gusten.  

¿Has tenido la oportunidad de conocer a la princesa en persona?

Desafortunadamente no, pero espero que algún día pueda conocerla personalmente y decirle la gran influencia e inspiración que ha sido para mí. Me parece una mujer increíble.

¿Por qué elegisteis la piel de avestruz como seña de identidad?

Porque es bonita, única y muy duradera. El tipo de avestruz que usamos para nuestra primera colección parece piel de reptil, pero no tiene todos los problemas éticos que rodean al suministro de pieles de cocodrilo y pitón. Los avestruces no son animales salvajes o protegidos, se crían al 100% en granjas. La cría de avestruces es una de las mayores fuentes de trabajo e ingresos en las zonas rurales de Sudáfrica, y como viví allí ocho años sé lo importante que es para las personas que viven en áreas remotas poder trabajar cerca de sus familias. La industria del avestruz es una de las historias de éxito de Sudáfrica, y la queríamos apoyar.

¿Es más difícil irrumpir en el mercado con una marca de lujo? ¿Por qué decidiste tomar este camino?

Nunca fue nuestra intención catalogarnos como una marca de lujo, creo que hay muchos parámetros de valor “vacíos” en ese concepto. Cuando vivía en Sudáfrica, mi vecina y luego socia Mary Sini y yo decidimos que simplemente no podíamos volver a Europa sin conseguir un bolso de avestruz, un recuerdo perfecto de nuestra época de expatriación. Buscamos en muchas tiendas, incluidas las de lujo, y no pudimos encontrar nada que nos gustara. O la calidad no era excelente o los diseños no eran modernos ni prácticos. Así que al final decidimos que diseñaríamos nuestros bolsos nosotras mismas, y que buscaríamos a alguien que pudiera confeccionarlos. No queríamos nada lujoso, pero sí algo de buena calidad con un estilo contemporáneo. El cuero en sí proporcionó todo el lujo necesario, solo teníamos que enmarcarlo en un producto terminado. La palabra lujo comenzó a aparecer cuando empezamos a enseñar nuestros bolsos a compradores y clientes. Para ellos los productos hablaban de lujo, y así nos encontramos de repente en el segmento del lujo.

¿Y qué nos proporciona el lujo? ¿Por qué puede ser importante tener algo exclusivo?

Creo que la definición de lo que es una marca de lujo está cambiando mucho: ya no se define únicamente por un precio alto y tiendas glamurosas. Ahora cobran importancia otros aspectos como la sostenibilidad, la artesanía, la singularidad, el servicio… Esto abre la puerta a nuevos conceptos dentro del lujo, que se centran más en los clientes y en los productos, y menos en la imagen y la marca. Aquí es donde vemos a Naledi: una marca abierta a todos con un estilo muy personal, que ofrece un diseño excepcional con un propósito. Y por supuesto, guiada por lo que nuestros clientes quieren.

Con la crisis del coronavirus, ¿los artículos de lujo han pasado a un segundo plano?

En absoluto, en todo caso lo contrario. Sentimos un cierto nivel de privación y tratamos de compensarlo con cosas extra bonitas, incluyendo bolsos bonitos…

¿Cómo se presenta el 2021, Natalka?

Continuaremos haciendo lo que nos ha funcionado mejor hasta ahora: enfocándonos en nuestro producto, su calidad y funcionalidad, y expandiendo la elección de colores y estilos. Queremos aumentar nuestra presencia a nivel internacional, donde ya estamos vendiendo en tiendas de París, Londres, Hamburgo, Singapur… También queremos acercar más aún a nuestros clientes al proceso de creación y escuchar sus necesidades, ideas y sugerencias. La forma más fácil de contárnoslo es a través de Instagram, directamente en nuestro perfil @naledicph.

Natalka frente a uno de los edificios más característicos de Vejle, ciudad danesa en la que reside. FOTO: NALEDI COPENHAGEN

Y ahora, un breve cuestionario para conocer Dinamarca a través de tus ojos:

¿Cuál es tu playa favorita?

Este año descubrí la playa de la isla de Fanø y se ha convertido en mi playa favorita, en algunos lugares tiene más de un kilómetro de ancho. A veces parece un desierto más que una playa, pero es tremendamente hermosa y un buen lugar para recargar baterías.

Un bosque para perderse

El de Hareskov, en Copenhague. Me encantaba salir a caminar y correr por él cuando vivía en esta ciudad. En primavera, cuando el suelo del bosque se cubre con las flores blancas de las anémonas, es pura magia.

Un restaurante

Treetop, en el hotel Munkebjerg, para disfrutar de una fantástica experiencia gastronómica con una vista inmejorable del fiordo de Vejle.

¿Una ciudad?

Copenhague, por supuesto, seguido por Vejle. En circunstancias normales voy a Copenhague como mínimo dos o tres veces al mes para trabajar. Adoro la combinación de una ciudad cosmopolita como Copenhague con el encanto, el ambiente local y la naturaleza de Vejle.

Un plan de pareja.

Un almuerzo largo y relajado el sábado en uno de los acogedores restaurantes del vecindario con unas copas de champán y, con suerte, ¡sin lluvia!

Un plan con niños.

Un día en la playa con mucho helado, perritos calientes y juegos en el agua.

Un diseñador.

Estoy enamorada de las joyas de Ole Lynggaard. Hay algo mágico y caprichoso en el diseño de Charlotte Lynggaard, parece que sus joyas me hablan.

Una cuenta interesante en las redes sociales.

La de una arquitecta con sede en Copenhague, @daniellesiggerud. Me encanta su estilo limpio, simple pero sofisticado. Si alguna vez tuviera que construir o renovar una casa desde cero la elegiría para el trabajo.

Una tienda.

Rue Verte. Fue nuestro primer minorista en Dinamarca y ahora ya no vende moda, pero sigue siendo, con mucho, mi tienda favorita de muebles, arte y decoración en Copenhague y Aarhus. Tenéis que visitarla.

Una comida.

Realmente nunca he sido muy fan de la cocina danesa, aunque en Navidad soy la responsable de cocinar el pato. Pero adoro el pan danés, ¡es el mejor!

Un/a artista.

Estoy fascinada con los peculiares personajes femeninos con grandes ojos pintados por Yuliya Solodka, una artista surrealista pop de Copenhague. Sueño con tener uno de sus cuadros en la oficina de mi casa. Sus obras me recuerdan la importancia de tener constantemente los ojos abiertos al mundo que nos rodea.

Natalka posa junto a sus trillizos.
FOTO: NALEDI COPENHAGEN

4 Comentarios

  1. Cuánto mundo vivido en poco tiempo, caray, qué ajetreo. Si ese negocio lo intenta implantar en España aún estaría con papeleos, esperando el sello correspondiente, etc. Ay. Pero vaya pintaca de negocio, sí. Me encantan tus entrevistas con ese gancho en el leed para adivinar al personaje…

    Me gusta

  2. Yo
    La verdad es que los bolsos son muy chulos, especialmente su colorido y seguramente su tacto será estupendo Lo único que para bolsillos poco abundantes, su precio es algo elevado, pero seguramente con su calidad valen la pena.
    ¡Tus entradas son adorables y te lo curras que da gusto!. ¡Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s