¿Qué valores definen a los daneses?

Aviso para navegantes antes de presentaros el artículo de hoy: en el perfil de Instagram y de Facebook de ‘Velas y vikingos’ publico prácticamente todos los días posts con información sobre muchos temas relacionados con Dinamarca, ¡ahí tenéis una visión complementaria a los artículos del blog! Así que os animo a que los sigáis, os he dejado el enlace.

Y ahora entro en materia en el post de hoy, la cultura danesa. ¿Cómo son los daneses? ¿Qué características les definen? La semana pasada acudí a un webinar sobre este tema, impartido por Anatoli Cantir, un profesor universitario moldavo que lleva más de 16 años viviendo en Dinamarca. Esta sesión se enmarca en un programa gratuito de 3 charlas, organizado por HEADSTART (una inciativa para atraer talento internacional a Jutlandia), con el objetivo de comprender mejor la cultura, la economía y la política danesa. 

Una de las diapositivas de la ponencia de Anatoli Cantir.

Según Anatoli, hay que bucear en el tiempo porque los factores históricos han determinado el carácter danés. Entre los siglos XIV y XVI Dinamarca perteneció a la Unión Kalmar, un poderoso reinado conjunto entre Dinamarca, Noruega y Suecia en el que este país nórdico ejerció un papel líder. Esta entente se disolvió y el papel predominante de los daneses se difuminó. Siglos después Dinamarca volvió a ampliar su extensión con parte de territorios del norte de Alemania. Pero a mediados del siglo XIX fue vencida por los germanos y Dinamarca estuvo a punto de desaparecer, lo que forjó en buena parte el carácter de sus habitantes. La población se quedó con la impresión de que el pequeño tamaño de su país era suficiente: una nación de gente humilde, sin poder, con personas más introvertidas y centradas principalmente en las labores agrícolas.

Por eso, el profesor Cantir defiende que estos cinco son los valores fundamentales de los daneses, su particular piedra filosofal: igualdad, confianza, independencia, humor y privacidad.

Igualdad

Aksel Sandemose fue un autor dano-noruego que en 1933 formuló la Ley de Jante. Lo que venía a decir es que nadie es superior a los demás, que nadie es especial y que todos somos iguales. Hay quien atribuye a esta ley la naturaleza igualitaria de los países nórdicos, y la Ley de Jante parece seguir muy presente en la personalidad danesa.

Esta igualdad hace que los daneses sean bastante informales y directos: la ropa de trabajo es informal, las empresas son muy poco jerárquicas y sus correos electrónicos suelen ser directos y escuetos (van al grano, no se andan con florituras, como si dar rodeos fuera signo de mala educación). Estos lazos sociales, más horizontales, influyen también en que haya pocos tabúes y en que a los niños se les trate como a pequeños adultos (en este post podéis recordar cómo la televisión pública danesa tiene una programación infantil bastante atrevida).

La organización de trabajo danesa se caracteriza por ser bastante horizontal. FOTO: UNSPLASH

Confianza

La confianza en el otro es innata, a mí es algo que me llama mucho la atención y fue el tema elegido para inaugurar mi blog. Bicicletas sin candar, puertas sin cerrar, productos a la venta sin control… De hecho, la desconfianza y el control se consideran una ofensa. Esta confianza hace que el networking tenga tanta importancia en Dinamarca, las recomendaciones personales son importantes porque se confía en la otra persona. Si menganito me dice que Lars es un buen trabajador, confío en su palabra porque sé que no me quiere engañar. Según Anatoli, en ocasiones parece que es más importante poder confiar en un empleado que las habilidades concretas que tenga, porque al fin y al cabo se pueden aprender y desarrollar con el tiempo.

Una floristería danesa deja todos estos productos en la calle, sin ningún tipo de protección o vigilancia. Si alguien quiere comprar alguno lo puede pagar con el móvil en el número indicado en la cartulina verde.

Independencia

Según el ponente del webinar, si a los daneses se les dice que no se puede hacer algo o que no se puede hablar de determinado asunto, ellos hacen lo contrario. Esto se relaciona con lo que mencionaba anteriormente de la confianza, les gusta que confíe en ellos y que no se les diga lo que tienen que hacer. Se valora la iniciativa  y el pensamiento autónomo. Esta independencia puede llevar a dos casos extremos: confiar en la ley y respetarla, pero también la desobediencia civil, que es lo que se está viendo en el último mes en Dinamarca. Ha surgido un grupo radical que se autodenomina ‘Men in black’ que protesta en Copenhague y Aalborg contra las medidas tomadas en la gestión del coronavirus. Critican especialmente a la primera ministra, Mette Frederiksen, y en una de sus manifestaciones quemaron una imagen suya con un cartel en el que ponían ‘Debe ser asesinada’.

Esta independencia es muy notoria en la educación de los niños. La clave es el juego, descubrir y experimentar por uno mismo, de manera autónoma (no nos olvidemos que estamos en el país en el que nació LEGO, un juego creativo por excelencia). Pero ojo, independencia no es sinónimo de ser ermitaño o no querer socializar con los demás. Ojo al dato porque dentro de este colectivo de individuos independientes, el asociacionismo tiene mucho calado. Cada danés pertenece, de media, a 2,8 asociaciones, una auténtica barbaridad.

Con las piezas de Lego se puede jugar y experimentar de manera autónoma hasta el infinito.

Humor

Ya os he comentado en más de una ocasión que los daneses tienen mucha guasa. Casi todo es motivo de burla, incluso ellos mismos. A mi este sentido del humor que tienen, seco y sardónico, me gusta. Pero también es verdad que, llevado al extremo, les ha traído más de un problema en las viñetas satíricas de la prensa danesa. Cuando la crisis del coronavirus empezaba a preocupar al mundo entero, a principios de 2020, un periódico danés publicó una ilustración que a China le pareció una ofensa. No es la primera vez que un sector de la población se siente ofendido, este mismo periódico publicó en 2005 unas caricaturas sobre Mahoma que provocaron un auténtico revuelo en el mundo musulmán. Desde entonces, su autor vive amenazado. El gobierno danés siempre ha defendido el sentido del humor y la libertad de expresión de sus ilustradores, y nunca ha pedido una disculpa.

La caricatura por la que China exigió una disculpa al gobierno danés, disculpa que no recibió.
ILUSTRACIÓN DEL DIARIO JYLLANDS POSTEN

Privacidad

Según el conferenciante, sólo la policía y los testigos de Jehová llaman a tu puerta en Dinamarca. A los daneses no les gusta imponerse o acudir a algún sitio sin avisar, lo que puede ser percibido como un signo de frialdad. Valoran mucho su intimidad y privacidad, y la de los demás también (por eso hay muy pocos amigos de lo ajeno en Dinamarca). Esto hace que en las encuestas a extranjeros residentes en el país, un alto porcentaje asegure que sea difícil hacerse amigos locales. Pero el profesor también está convencido de que una vez que te haces un amigo danés, lo tienes para siempre.

¡Tras los consejos de Anatoli, me queda claro que no tengo que presentarme de improviso en ningún hogar danés!

¿Qué os parecen estas características? ¿Alguna os sorprende o descoloca? Si conocéis a daneses, ¿pensáis que esta descripción se ajusta a ellos o que está lejos de la realidad? Os leo en comentarios. ¡Feliz fin de semana!

19 Comentarios

  1. Muchas gracias por el artículo me ha parecido muy interesante.
    Pero realmente les definen esos valores? que hago la maleta y me voy para allá!!!
    Gracias por acercarnos a Dinamarca con tus artículos.

    Me gusta

    1. Jajaja. Yo creo que la descripción de Anatoli es bastante acertada. Pero también te digo que Dinamarca no es un país perfecto, ni mucho menos. ¡Ninguno lo es! Si vienes de un clima cálido echarías muchísimo de menos la luz, por ejemplo. Tiene muchos pros y varios contras… ¡Muchas gracias por comentar!

      Me gusta

  2. totalmente de acuerdo sobre los correos electrónicos, tal cual lo has descrito. Yo poniendo florituras en danés y ellos me ponen una carita sonriente y poco más ¡¡¡Genial!!! Es algo que he aprendido a entender y me gusta aunque nos llame la atención al principio.

    Me gusta

      1. Según mi experiencia:
        – Elitista$ ergo racista$
        – Malos perdedore$
        – Poco sentido del humor
        – Complej@$ y extrañ@$, BIPOLARE$
        -Fals@$, muy internacionales cuando salen de su Itáca y falt@$ de empatía cuando están en su casa
        – Abuso del poder de las instituciones públicas y secuestradores de menores con los cuales hacen un buen negocio
        -Interesado$
        -Falta de igualdad de genero
        -Falta de protecciōn del menor donde la madre es propietaria
        – Y todo esto se resume y borra con el mejor marketing del mubdo

        Me gusta

  3. Gracias por acercarnos a Dinamarca Michelle, me encanta todo lo que escribes y sobretodo, cómo lo describes. Es cierto que en los correos electrónicos son bastante directos, pero algo que a mí me resulta gratamente curioso, es que son muy agradecidos con todo lo que haces. Enseguida elogian tus ideas o te dan las gracias por ese input interesante. En España no me había pasado en la vida, y ahora trabajando con Daneses, esto se vive constantemente. Un besote y buen finde

    Me gusta

  4. Parece un post patrocinado por el gobierno danés, jaja, pero sé que no es así. Suenan muy bien esos valores y más colocados juntos y en ese orden, sobre todo el del humor (que me encanta desarrollar) y el del sentido horizontal del trabajo; aunque el de la privacidad me chirríe un poco. Todo influye y entiendo que algunos de esos valores son compartidos por los nórdicos en general. Pero gracias por informar, como siempre!

    Me gusta

    1. No me importaría nada que me pagara el gobierno danés, jeje… Me hace gracia que a todos os gustan estas características danesas, yo creo que alguna se podría pulir (lo de los mails tan escuetos a mí no me hace mucha gracia, la verdad). Y tampoco que basándose en la libertad de expresión puedan faltar el respeto. Como siempre, ¡mil gracias por comentar y por seguir con tanto cariño el blog!

      Me gusta

  5. Estoy de acuerdo con todo! Lo que más me ha llamado la atención es la privacidad , por un lado llamar a la puerta sin que se lo esperen es casi de mala educación , y te abren la puerta como 5 centímetros. por otro lado, no existen las persianas , y no es raro ver poder el interior de las casas cuando vas por l calle ; pero se presume que nadie lo hace…

    Me gusta

  6. Cuando compramos nuestras bicicletas, el chico de la tienda nos ofreció los candados, yo pregunte, son necesarios? El Asintió con un seco si es necesario, si no quieres que te roben la bicicleta, nos explicó que la gente roba bicicletas para trasladarse y luego las deja abandonadas, entendimos por qué se ven bicicletas en buen estado tiradas por ahí. Y alguien robo las luces de mi bicicleta, pienso que en todo lugar hay variedad de personas que no necesariamente representan a la cultura a la cual pertenecen. Pero si hay rasgos particulares que pueden definir a una cultura y sus valores. Me gusta la forma como enfocas estos temas. ¡Buen! ¡Articulo!

    Me gusta

  7. Articulo muy interesante, aunque solo ilustra una parte de la realidad. También hay aspectos negativos como la gran dificultad de los extranjeros para hacer amigos danesas, el racismo, la dificultad para encontrar un empleo acorde a tus calificaciones, el poco interés por el mundo exterior (las noticias son 80/100 Dinamarca y el resto si acaso), la falta de originalidad individual y la asimilación extrema al grupo (costumbres, moda, intereses, etc.).

    Me gusta

    1. Muchas gracias por aportar otro punto de vista a la exposición de Anatoli… En el artículo ya comentamos la dificultad de hacer amigos locales. Yo lo he experimentado personalmente, pero también es cierto que una vez que haces amistad es de las buenas! Coincido contigo en que no hay mucho interés en las noticias internacionales, pero no en la falta de originalidad individual. ¡En general los daneses que conozco me parecen originales y creativos! Me parece muy enriquecedora tu aportación, está fenomenal aportar prismas diferentes… ¡Un saludo!

      Me gusta

  8. Interesante artículo. Muy de acuerdo con los conceptos señalados para definir la identidad danesa. Sólo faltó un elemento que me parece esencial y que da cuenta del alto grado de cohesión que muestra la sociedad danesa. Se trata de la tendencia al acuerdo, la huida del conflicto, la armonía como el orden natural de las cosas. Si los extranjeros no manejamos este elemento en las relaciones sociales, corremos el riesgo de experimentar el hielo de una sonrisa amable o el distaciamiento social sin coronavirus. Nosotros que venimos de países con alta conflictividad manejamos la cultura de discutir para ganar, aunque esto signifique ofender. En Dinamarca se debate para encontrar puntos de acuerdo. El argumento tiene más peso que la descalificación. Es cuestión de mirar los debates parlamentarios acá y allá. Sé que esta afirmación es riesgosa, porque hay muchas excepciones. Con todo ello me atrevo a exponerla.
    Y una última observación. La Ley de Jante tiene territorialidad. Su vigencia plena está dentro de las fronteras. El danés en el extranjero es absolutamente diferente y merece otro artículo.
    Felicitaciones al profesor Anatoli Cantir que asume un tema tan importante en tiempos de globalización donde las identidades nacionales están evidentemente en aprietos. Este artículo debiera ser parte del pensum introductorio de cualquier extranjero que tenga la posibilidad de asentarse en este hermoso y pequeño país.

    Me gusta

    1. Fenomenal aportación, Iván. Hay una serie danesa que me gusta mucho, Borgen, que refleja este aspecto que comentas: el debate constructivo. la negociación y saber ceder para llegar a buen puerto. ¡Muchísimas gracias por tu mensaje y bienvenido al blog!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s