Mujer, vikinga y autónoma

No lo digo yo (que también), lo dice la historia: durante siglos, las mujeres han vivido en un segundo plano y sus vidas han sido dictadas por las decisiones del género masculino. Pero una de las escasas excepciones a este descrédito se vivió entre la sociedad vikinga. Se acerca el Día Internacional de la Mujer, una excusa perfecta para adentrarnos en la vida de las féminas nórdicas del pasado.

Es muy llamativo que la sola mención de la palabra ‘vikingo’ sigue siendo objeto de gran interés, tantos siglos después. Los vikingos eran exploradores, navegantes y saqueadores de los pueblos nórdicos de Escandinavia, ya que atacaban y robaban en las tierras que conquistaban. Por eso, estos guerreros que vivieron entre los siglos VIII y XI d.C fueron temidos por su violencia en toda Europa.  Y el nombre vikingo es una generalización que hacemos algo incorrecta, ya que en su época sólo recibían este nombre los hombres que batallaban o exploraban. Las mujeres y niños, ancianos y hombres con otros oficios no eran propiamente vikingos, sino miembros de los pueblos nórdicos, aunque para simplificar los voy a meter a todos en el mismo saco (espero que me perdonéis).

Recreación de una escena de la época vikinga.
FOTO: UNSP LASH

Tres clases sociales

La nórdica era una sociedad estamental con tres tipos de clases sociales: las personas nobles, las personas libres y las personas esclavas.

Evidentemente, las mujeres nobles eran las que mejor posición social y económica tenían. Por su parte, las mujeres esclavas tenían la misma consideración que los animales, y vivían para realizar las tareas del hogar y satisfacer las posibles demandas sexuales del señor de la casa (esto es un apunte importante que quiero destacar, ya que a veces se mitifica la época vikinga y se olvidan aspectos tan vergonzosos como éste).

Y voy a profundizar más en la vida de las mujeres libres. Aunque los vikingos eran los responsables de llevar el sustento a la unidad familiar, como pasaban largas temporadas en tierras lejanas eran las mujeres las que generalmente llevaban las riendas del hogar o la granja. Eran las encargadas de encontrar comida, de educar a sus hijos, de realizar las tareas domésticas… y de defender a los niños y ancianos de las incursiones de otras tribus vikingas enemigas. Hay testimonios que aseguran que algunas mujeres también eran emprendedoras y tenían sus propios negocios textiles. Este hecho, en un momento histórico en el que la mujer vivía a la sombra de su pareja, es cuando menos sorprendente.

Aunque los matrimonios solían concertarse entre las diferentes familias del mismo estrato social, las mujeres de la sociedad vikinga podían opinar, no eran matrimonios forzados. Al casarse no perdían sus posesiones, y también podían decidir si querían divorciarse. Sin embargo, pese a esta mayor cuota de libertad la mujer de la sociedad vikinga era ‘inferior’ al hombre: no tenía poder político, ni tampoco podía acudir a los juicios.

Una danesa, caracterizada con el atuendo típico de las sociedades nórdicas.
FOTO: NATMUS.DK

El atuendo de las mujeres de los pueblos nórdicos era práctico y sencillo, pero también incorporaban alguna joya. Solían llevar vestidos de tirantes sobre camisas más rústicas o ropa interior de manga larga; los tirantes se adornaban con un broche en forma de concha, y entre ellos solían colgar un collar de cuentas. Sobre los hombros llevaban un manto en el que también colocaban otro broche. Además, solían llevar zapatos de cuero y un cinturón del que colgaban pequeñas bolsas y varias llaves. Y éste es un elemento importantísimo: las llaves simbolizaban su grado de riqueza, ya que además de abrir la puerta de su casa abría también los diferentes cofres o arcones en los que se guardaban las pertenencias más preciadas. Se conservan excelentes ejemplos de estas llaves y de ornamentación en museos daneses como el de los barcos vikingos de Roskilde o el museo vikingo de Jelling (con los mejores ejemplares de runas vikingas encontrados en Dinamarca).

Una de las preciosas llaves conservadas del periodo vikingo.
FOTO: NATMUS.DK

¿Eran también guerreras?

No sé si habéis visto la serie ‘Vikingos’, de Netflix, que cuenta las peripecias de una familia de reyes vikingos. En la ficción tiene un gran protagonismo Lagertha, una guerrera vikinga experimentada en el arte de viajar a lo desconocido y experta en el combate. Junto a ella otras fieras guerreras aparecen en muchas escenas bélicas, así que podríamos pensar que las mujeres vikingas también eran consumadas luchadoras. Pero los arqueólogos e historiadores no han secundado esta teoría, y para ellos los guerreros fueron exclusivamente los hombres.  Sin embargo, sí que está demostrado que muchas mujeres acompañaron en algunas expediciones a los exploradores vikingos para colaborar con la logística, ayudar en los nuevos asentamientos y cuidar a los heridos en la batalla. Se han encontrado evidencias arqueológicas de la presencia femenina en las expediciones vikingas a Inglaterra, Francia o Islandia.

Parte de culpa de esta creencia de mujeres vikingas guerreras reside en la literatura, esencialmente en las sagas nórdicas. Estas sagas son medievales, posteriores a la época vikinga, y eran gestas y narraciones sobre la mitología nórdica y sus dioses. En algunas de ellas se describe a las mujeres vikingas como doncellas escuderas, skjaldmö. De hecho, un conocido historiador medieval danés, Saxo Grammaticus, afirmó que en la batalla de Brávellir, entre los reyes de Suecia y Dinamarca, lucharon trescientas doncellas escuderas.

Saxo fue también el autor de la Gesta Danorum, un libro en el que escribió sobre una doncella escudera llamada Lagertha, que luchó junto al famoso guerrero Ragnar Lothbrok en una batalla contra los vikingos suecos. Su coraje y maestría en el campo de batalla impresionaron tanto a Lothbrok que le pidió matrimonio. ¿Os suena dónde se inspiraron los guionistas de ‘Vikingos’ para desarrollar parte de la trama de la serie?

¡Feliz fin de semana!

La guerrera Lagertha es todo un carácter en la serie ‘Vikingos’.
FOTO: SCREENRANT

18 Comentarios

  1. Qué bien documentado, no serás periodista…

    Lo de incluir con calzador en gestas de épocas muy pasadas a mujeres como si hubieran participado me chirría siempre. Como si no hubiera sido relevante de por sí su papel de base de la familia cuando el hombre estaba fuera batallando y ella se encargaba de toooooooodo lo demás, que es muchísimo. Pero bueno, la ficción tiene esas cosas jaja, y las cosas afortunadamente van avanzando en la igualdad tan necesaria.

    Interesante artículo ‘Seren’ michellequeesesooooo

    Me gusta

    1. ¡Qué buen aporte, Parisqueesesoooo! No lo había visto yo desde este ángulo… Es como si la mujer no tuviera suficiente con lo que hace y tuviera que estar demostrando algo extra, ¿verdad? Aunque bueno, que un cronista del siglo XII quiera meter a 300 mujeres en un campo de batalla no me desagrada para nada. ¡Muchas gracias por comentar!

      Me gusta

  2. Muy ilustrativo y muy buen traído para celebrar el 8-marzo. Mirar hacia atrás debería hacernos refelxionar para avanzar hacia delante…
    Me ha gustado mucho! gracias y feliz fin de semana también para vosotros.

    Me gusta

  3. Yo.
    ¡Qué bien resumida la vida de las féminas vikingas! Me ha parecido muy interesante. Me sorprende mucho que las mujeres pudiesen elegir su pareja y aún más que podían decidir divorciarse. Mucho mejor que en España, cuando siglos más tarde, durante la dictadura, no podían hacerlo. ¡En ese sentido, muy modernos los vikingos!.

    Me gusta

  4. Me ha encantado, Michelle, cómo has tratado el tema. Es imposible ponerse en situación y tratar de ver con ojos del siglo XXI lo que acontecía allá por el siglo VIII y siguientes dC como indicas en tu artículo. Los avances logrados en la historia hasta llegar a estar donde estamos las mujeres hoy, comenzó en el día a día de nuestras antepasadas, sin necesidad de mitos, sino de actos reales. La literatura y el cine han extraído ideas para elaborar la ficción de sus otras «historias» y eso no es reprochable en absoluto. Sin embargo, otros, como el Instituto Cervantes, en sus conferencias «Mujeres por descubrir» hacen un verdadero esfuerzo para que conozcamos las trayectorias de mujeres que con sus gestas, dieron un gran impulso en la sociedad de su época. Eso es lo verdaderamente interesante si queremos poner a la mujer en el lugar que le corresponde. Artículos como el de Michelle y actos informativos que se llevan a cabo en distintos ámbitos, es lo que se necesita para seguir avanzando – sin hostilidades innecesarias y sin divisiones-, hacia una mejora en la calidad de la vida de las mujeres.

    Me gusta

    1. ¡Muchísimas gracias por tu aportación, Rosa! Interesantísima… Totalmente de acuerdo, ¡no podemos contemplar la vida en las sociedades nórdicas con ojos del siglo XXI! Y qué necesario sigue siendo poner a la mujer en igualdad de condiciones…¡Muchas gracias!

      Me gusta

  5. Perdón por el lapsus anterior al no mencionar al Círculo de Orellana que lleva a cabo las maravillosas ponencias de Mujeres por descubrir en colaboración con el Instituto Cervantes.

    Me gusta

  6. Vivan las vikingas! Realmente sorprende que en la clase libre, con esa imagen de mujer líder que saca adelante a la familia cuando el hombre no está, conviva con la esclavitud… Supongo que si la política la regentaban solo hombres, no había mucho que hacer… Pero me cuesta creer que esas mujeres libres, trabajadoras y valientes trataran a otras como animales… Aunque es algo que se haga también hoy en día, de la forma que has descrito a las vikingas me las imagino como buenas personas, jajaja

    Me gusta

    1. Uy, es que fue hace tantos siglos que desconocemos cómo eran esas relaciones…Si las mujeres daban por hecho que tener esclavas era lo más normal del mundo, al pertenecer a una sociedad estamental, o sentían compasión por ellas. ¡Misterios sin resolver! Muchas gracias por comentar, guapa😘

      Me gusta

  7. Como para tomarse en serio una web sobre los nórdicos de epoca vikinga con el logo de un casco con cuernos. Que sera lo próximo ¿un vegvisír?

    Coñas a parte, interesante articulo. Mira que es dificil escribir sobre esta gente, a las pruebas arqueologicas nos debemos agarrar con ellos. En todas sus excursiones a Inglaterra bien podrian haberse llevado algun libro para documentar algo, lo que sea, pero no oye.
    Hablando de excursiones y documentar. ¿Has escrito ya algo de los viajeros Ahmad Ibn Fadlan y
    Ahmad Ibn Rustah? Tienen cosas super interesantes sobre los vikingos del Volga, los Rus, al menos ese es el consenso a dia de hoy pero siguen siendo curioso lo que llegaron a documentar y la perspectiva de cada uno sobre esta gente.

    Otra civilización curiosa y donde hay un poco mas de pruebas sobre el rol de la mujer en una sociedad mayoritariamente matriarcal seria la cretense de epoca Minoica, para quien le interese.

    Me gusta

    1. Jajaja… No sé si te habrás dado cuenta de que éste es un blog sobre Dinamarca (cultura, ocio, lugares, entrevistas), no sobre los nórdicos en época vikinga. Así que el vegvisir lo dejamos para los blogs que hablen sobre Islandia… Gracias por tu aportación, no conozco a estos viajeros pero les echaré un vistazo, ¡tienen buena pinta! Estuve hace dos otoños en Creta y descubrí que la mujer tuvo un rol social muy importante, sí…

      Me gusta

      1. Me he dado cuenta justo cuando he enchufado el ordenador para curiosear un poco mas. Woe to me.

        Y ya despues de leer «En los fogones Daneses» me voy a hacer la comida, me ha recordado que debo sustentarme para vivir. Vendria bien Brunsviger para despues, pero bueno, toca apechugar.

        Me gusta

Responder a Rosa Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s