Tributo a la Dinamarca rural

Retroceder en el tiempo pocas veces ha sido tan fácil. En The Funen Village (Den Fynske Landsby) puedes sentir cómo era la Dinamarca rural de los siglos XVIII y XIX, porque es un museo al aire libre que mantiene intacta la arquitectura, el estilo y los oficios de la época.

Nació en 1956 con la idea de preservar un patrimonio agrícola y rural que se iba desvaneciendo entre las modernidades del siglo XX. Este enorme poblado se sitúa a las afueras de la ciudad de Odense, y es un complemento perfecto para visitar el lugar de origen del famoso escritor Hans Christian Andersen. Odense está en la isla de Fionia, a dos horas de Copenhague; toda la ciudad está impregnada con la historia del artista, y lo mismo ocurre en algunos rincones de The Funen Village.

Es un estupendo lugar para contemplar las fachadas con entramado de madera y vivos colores, tan habituales en los pueblecitos daneses. Muchas de ellas tienen el tejado recubierto de hierba y paja, un método aislante que se utilizó mucho en el pasado porque era más barato y fácil de conseguir.

La historia de la isla de Fionia está muy ligada a la agricultura y la ganadería, lo que se puede percibir en el museo. Hay ovejas, cabras, caballos, cerdos y ocas, corrales con aperos de labranza, y en los campos que rodean las casas se puede ver la siembra a la antigua usanza, con carromatos tirados por un caballo. Este animal es también el protagonista de una de las experiencias más bonitas del recinto, montar en un carruaje tirado por caballos para recorrer todas las instalaciones.

Por añadidura, en The Funen Village podemos apreciar cómo eran por dentro los hogares de antaño, con una estética que dependía de la ocupación de sus dueños. Las viviendas de los trabajadores del campo eran muy austeras, con pocos muebles y accesorios. Y los dueños de las tierras vivían de manera más holgada, con porcelanas y tapizados de terciopelo, pero con un estilo mucho más sobrio que el de sus homólogos adinerados en las ciudades.

En The Funen Village además podemos retroceder en el tiempo para ver cómo era la escuela de entonces, cómo compartían pupitre los alumnos y aprendían matemáticas con el ábaco (hay cosas que no han cambiado tanto…). Aunque los niños ayudaban en las tareas del hogar y del campo también recibían educación hasta los catorce años. En ese momento recibían la confirmación y ya se les consideraba adultos.

Una de las construcciones más espectaculares del poblado es el antiguo molino de viento, con estética holandesa. Construido en 1870, se puede visitar por dentro para apreciar sus engranajes y diferentes utensilios agrarios de la época.

Por supuesto, ya sabéis que en Dinamarca la infancia está muy presente y hay una bonita zona infantil con esculturas de madera para subirse a ellas y juegos de antaño (zancos, caballitos, practicar la puntería tirando herraduras….). Y en verano los trabajadores de The Funen Village se visten a la antigua usanza, lo que da más realismo si cabe a este tributo rural.

A nosotros nos invitaron para poder escribir este artículo, pero la entrada me parece más razonable que en otros lugares de ocio daneses. Los adultos pagan 145 coronas (20 euros), pero hasta los 18 años el acceso es gratuito. Además, pagando un precio similar al de dos entradas tienes entrada ilimitada para toda la temporada. Es un plan que os recomiendo porque el lugar es muy bonito y fotografiable, aprendes muchas cosas y es una excursión para pasar el día, comiendo en la antigua posada o llevando tu propio refrigerio.

¡Feliz fin de semana, querid@s lector@s!

6 Comentarios

  1. ¡Que preciosidad la casita con el entramado de madera y ese color tan vivo! Visitarlo con nenes para que vean esos parajes y disfruten además con juegos de madera de antaño es idílico. ¡Gracias por compartir!

    Me gusta

  2. Qué chulada! Eso sí, te veo ya algo crecidita para recibir clases en esos pupitres… Como todo lo danés, veo que la entrada no es precisamente barata pero supongo que será conforme al nivel de vida del país. Preciosas fotos!

    Me gusta

    1. La entrada ya sabes que no es barata en casi ningún sitio por aquí, pero lo bueno es que hasta los 18 años es gratuita…. Así que con las peques te ahorras un dinerillo… Gracias por lo de las fotos, el lugar es TAANNNN fotografiable…. Feliz weekend, Parisqeuesesoooo

      Me gusta

Responder a Mª Vic Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s