En las entrañas de un súper danés

Cada vez que viajo a un país nuevo procuro visitar un supermercado. Me parece una manera muy sencilla y accesible de conocer la gastronomía y la cultura locales y de percibir las características que lo diferencian de otros lugares. Así que hoy comparto por aquí algunos de los aspectos que me resultan diferentes de los supermercados daneses (no tanto sus productos). Algunos de estos centros de alimentación son muy conocidos en España, como Lidl, Aldi o Spar, pero la mayoría tienen sabor nórdico. Varios están enfocados a los descuentos, como Fakta, Netto o Rema 1000 (una cadena noruega); otros suelen tener productos más selectos y precios más caros: Kvickly, Irma, Føtex o Bilka. Por último, el tercer grupo tiene un rango medio de precios: Meny (cadena dano-noruega), Super Brugsen o Løvbjerg. Ya os comenté en este post que Dinamarca tiene la cesta de la compra más cara de la Unión Europea, aunque también es cierto que tiene una flexibilidad de precios enorme. Funcionan muchísimo los folletos semanales porque la diferencia de precio de un producto entre establecimientos puede ser enorme, a veces hasta el 70%. Así que os dejo algunas características de estas tiendas danesas.

A quien madruga…

En Dinamarca la rutina diaria comienza muy pronto: en invierno se procura aprovechar las escasas horas de luz y en primavera amanece aproximadamente a las 5 de la madrugada. Algunos supermercados e hipermercados reflejan estos madrugones abriendo sus puertas al público a las 7 u 8 de la mañana. El horario de cierre suele ser tardío, a las 21 o 22 horas. Y otra peculiaridad respecto a España es que los supermercados abren los domingos y funcionan como cualquier otro día de la semana, no tienen horario reducido.

Tabaco escondido

En 2018 el grupo Salling, la mayor corporación de supermercados de Dinamarca, decidió esconder las cajetillas de tabaco tras una lona o persiana. El objetivo, contribuir a que los más jóvenes no se viesen tentados a comprar y consumir cigarrillos. No es una medida extendida a todos los supermercados, pero desde luego es curioso ver cómo están escondidos en los kioskos de algunos centros de alimentación.

Sin pescadería

En muchos supermercados españoles tienes la suerte de tener un puesto de venta de pescado fresco. Y en Dinamarca, rodeada de mar prácticamente por todos los lados, es una utopía. Es algo a lo que no dábamos crédito cuando llegamos, se vende mucho pescado envasado pero olvídate del lujo de llevártelo fresco a casa. Para eso hay que acudir a las escasas pescaderías del país o a la venta ambulante de la furgoneta de pescado.

Reciclaje de envases

Cuando compras latas o botellas de plástico con cerveza, zumo o refrescos, en el precio del producto está incorporado un cargo extra por el envase (suele ser entre 1 y 3 coronas). Y en los supermercados hay un apartado con una máquina para reciclar estos envases (los de esa cadena, no valen los de otros supermercados) y que te proporciona un ticket con el importe de los envases. Este vale lo canjeas por dinero, en una efectiva manera de incentivar el reciclaje apelando al bolsillo. Ocurre lo mismo con las bolsas del supermercado: cuestan de media 3,5 coronas, casi 50 céntimos. Este elevado precio hace que la mayor parte de los clientes traiga sus propias bolsas desde casa.

Objetivo, no desperdiciar

Siguiendo con este ánimo de reutilizar y aprovechar los recursos, cada vez es más frecuente ver en los supermercados daneses bolsas con distintos productos a punto de caducar (lácteos, pan, fruta, verdura…). Estas bolsas se venden a un precio baratísimo a través de aplicaciones móviles como Too good to go, y son una estupenda manera de evitar desperdiciar comida.

Flores a muy buen precio

Qué alegría dan las flores, y qué presentes las tienen los daneses. Hay mucha variedad de flores y el precio es más asequible que en España. Todos los supermercados venden flores y semillas para plantar, y algunos incluso tienen un rincón específico con una florista que crea tus ramos. Es una maravilla.

La bandera, siempre presente

En el primer post del blog os comenté que la bandera danesa es muy utilizada en escenas cotidianas del día a día. Muchos supermercados recurren a ella para anunciar y destacar los saldos o las ofertas, y ponen la enseña rojiblanca por todos lados. Y lo mismo ocurre con muchos productos, empapelados con la bandera para que los clientes sepan que son productos nacionales.

Autopago

Aunque es una práctica que se está extendiendo en otros países, no deja de sorprenderme la digitalización y la automatización en la vida cotidiana de Dinamarca. Algunos supermercados cuentan con sus máquinas sin personal en las que es el consumir el que escanea todos los productos y los paga directamente, sin necesidad de intermediarios.

Enorme selección de productos orgánicos

Dinamarca lidera el consumo mundial de productos ecológicos, y esta tendencia tiene un claro reflejo en los supermercados. Hay una amplia selección de productos orgánicos en las estanterías, lo que evita tener que buscarlos en tiendas más específicas. Todos llevan la certificación ecológica del gobierno danés, una etiqueta única que genera mucha confianza entre los consumidores e incentiva el consumo de productos más sostenibles.

¿Qué rasgo os ha sorprendido más? Os leo…  ¡Y feliz fin de semana!

14 Comentarios

  1. Eo! Lo que más me sigue chocando es que estén más próximo el consumo de flores que el de pescado. ¿No se las comen, verdad? jaja. ¿Quizá tendrá que ver con el tipo de pescado que llega a las lonjas, más apto para envasar que para el consumo fresco? No lo se. El resto de cosas más o menos funcionan por aquí salvo lo del tabaco. Recuerdo que en Islandia el alcohol lo vendían en establecimientos aparte, con unos horarios de apertura muy reducidos. Buen finde Michellequeesesooooooooo

    Me gusta

    1. Lo del pescado no me lo ha logrado explicar ningún danés… ¡Viene de antaño! No les choca que no haya sección pescatera en el súper, acuden a la furgoneta o en los lugares costeros a la pescadería que haya y santas pascuas…

      Me gusta

  2. Lo del pescado es muy chocante (y decepcionante ), en efecto. El masivo uso de plásticos también : lechugas, pimientos , calabacines y pepinos “ecológicos “ envasados uno a uno. El producto será ecológico, pero la distribución desde luego no mucho…

    De lo mejor, para m , la sección de lácteos : calidad y diversidad de leche fresca , yogur/skyr, mantequilla, y esas cosas tan suyas como el A38 y el koldskål…

    Gracias por la entrada, yo también me fijo mucho en los supermercados siempre cuando viajo… ermm viajaba 🙂

    Me gusta

    1. Jajaja… Ya queda menos para fisgonear en los supermercados de otros países!
      Muchas gracias por comentar, Juan. La verdad es que yo también me pongo nerviosísima cuando veo los pepinos envueltos individualmente en plástico, lo publiqué en las redes sociales del blog y me comentaron que fue por una bacteria que apareció hace años. De todas maneras, me parece un atentado ecológico, la verdad… No me he querido meter en productos concretos, pero la leche y la mantequilla con el punto de sal están deliciosas!

      Me gusta

    2. El envasado en plastico de las frutas/verduras se debe a que al venir de tan lejos, y como es orgánico la mayoría, es para que mantengan su calidad, si no, no daría tiempo a venderse y habría menos oferta/no se vendería tanto orgánico > lo cual también seria malo para el clima, etc.

      Me gusta

  3. Vaya entradita más rica 😛
    Los súper en DK para mi han sido una decepción, la verdad. Casi todo el producto fresco está re-envasado en plástico, las estanterías de plagadas de chuches, la poca variedad de producto y los que se consideran «low cost» están bastante sucios y desordenados…sobretodo los NETTOs.
    Me ha gustado el blog porque me ha recordado algún punto más positivo a la hora de hacer la compra 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Me sorprendió lo desordenado que son los supermercados, también que limpien y repongan con clientes dentro, pero lo más sorprendente es una especie de cajón con productos con todo mezclado, jabones, chocolates, juguetes rotos, chucherias, galletas etc y muchos de los productos están en mal estado, es como un cajón del cachureo, con la mejor oferta, siempre que veo eso, me pregunto si alguien paga por esos productos.
    Saludos!

    Me gusta

    1. Yo creo que los súper tipo Netto, Fakta, Rema… suelen estar más desordenados. Kvickly, Fotex y Bilka están muy bien! Uy, y respecto al cajón ese que dices yo he comprado alguna vez productos que están ahí, tienen súper buen precio… ¡Muchas gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

  5. Yo
    Esas bolsas de productos ‘Too good to go’ a punto de caducar parecen cajitas sorpresa, al estar cerrados. Supongo que el cliente puede abrirlos antes de comprar.
    Lo de las camionetas de pescado es algo muy curioso.
    Y me gusta la idea de mantener el tabaco fuera de la vista del posible consumidor joven. Además, con las ilustraciones que tienen las cajetillas (al menos aquí en España), dan un poco de grima. No sé si ahí será diferente.
    Gracias por tu información tan amena de leer como siempre.

    Me gusta

  6. ¡Qué interesante! En España deberíamos aplicar el reciclado de latas y botellas de refrescos que tienen allí. Me parece una buena forma de incentivar l reciclado con la recompensa de ahorrar un poquito. Un abrazo!

    Me gusta

Responder a velasyvikingos Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s